Teotihuacan: Las misteriosas esferas del Templo de la Serpiente Emplumada (Quetzalcoatl)

La pirámide escalonada del Templo de la Serpiente Emplumada, a treinta kilómetros de Ciudad de México, escondía en sus entrañas un fascinante tesoro: cientos de misteriosas esferas.

Elt200810041546389401018

El descubrimiento se ha llevado a cabo durante los trabajos arqueológicos realizados, con un robot equipado con cámara, que exploraban los edificios más importantes de la ciudad prehispánica de Teotihuacan. Entre ellos la pirámide escalonada del Templo de la Serpiente Emplumada.

“Se ven como esferas amarillas, pero se desconoce su significado. Es un descubrimiento sin precedentes”, dijo Jorge Zavala, arqueólogo de la Instituto Nacional de Historia y Antropología de México.

1.spheres-660x433-mysterious-spheres-130429

Las ruinas mesoamericanas de Teotihuacan, Patrimonio de la Humanidad, representa uno de los mayores centros urbanos del mundo antiguo. Se piensa que se fundó alrededor de 100 a.C. La ciudad de las pirámides debía contar con más de 100.000 habitantes en su apogeo, pero fue abandonado por razones que se desconocen alrededor del año 700. Mucho antes de que los aztecas llegaran en el año 1300.

La excavación en el Templo de la Serpiente Emplumada se centró en el largo túnel, de unos trescientos treinta metros, que pasa por debajo de la estructura de seis niveles. El conducto fue descubierto en 2003, cuando las fuertes lluvias dejaron al descubierto un agujero a unos pocos metros de la entrada a la pirámide.

Explorando el túnel, que estaba llena de escombros, parece ser que fue derruido deliberadamente por la gente de Teotihuacan. Lo que ha llevado varios años de trabajo preliminar y de planificación poder explorarlo.

“Por último, hace unos meses nos encontramos con dos cámaras laterales a unos metros de la entrada del tunel. Las Sala Norte y la Cámara Sur las llamamos” comentó el arqueólogo Sergio Gómez Chávez, director del Proyecto Tlalocan.

Los arqueólogos exploraron el túnel con un robot a control remoto llamado Tláloc-TC II, que tiene una cámara de infrarrojos y un escáner láser que genera la visualización en 3D de los espacios por debajo de la lente.

“El robot fue capaz de entrar en la parte del túnel que no ha sido excavada todavía y ha encontrado tres cámaras a unos 100 metros de la entrada”, dijo Chávez.

Las misteriosas esferas se han encontrado en las cámaras norte y sur. Su tamaño oscila entre 1,5 y 5 pulgadas y están dispersas por toda la superficie de la cámara. Los objetos tienen un núcleo de arcilla y están cubiertos con un material amarillo llamado jarosita. Su función es todavía un misterios para los arqueólogos, que deberán descubrir en las próximas investigaciones.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s